Pluspetrol usa procesos de reforestación para recapturar más de 6 millones de toneladas de CO2
  • Iniciativa forma parte de las buenas prácticas para contribuir a la mínima huella ambiental de la operación Camisea en la Amazonía de Cusco.

Pluspetrol, operador de Camisea, obtuvo el Premio Desarrollo Sostenible 2021 otorgado por SNMPE, en la categoría Gestión Ambiental – sector Hidrocarburos, con el programa “Ducto Verde: Contribución a la mínima huella ambiental de Camisea en la Amazonía de Cusco”, que se ejecuta desde hace 19 años y quelogró recapturar más de 6 millones toneladas de CO2 gracias a los procesos de reforestación.

Desde 2002, el programa tiene entre sus principales hitos la reforestación de 182.75 km de derecho de vía, que equivale a la restauración de 36,550 hectáreas de cobertura boscosa nativa, y al 2019 la huella de intervención de la operación Camisea sobre la selva baja de Cusco ha sido mínima; lo cual coloca a esta zona como un bosque inalterado.

Esta iniciativa es un modelo de uso de una solución basada en la naturaleza y en la inversión sostenible en un área biológica altamente sensible y culturalmente rica como es el Bajo Urubamba (distrito Megantoni, provincia La Convención), donde se ubican los yacimientos del Gas de Camisea, las locaciones de los pozos extracción y la Planta Malvinas.

Una de las principales estrategias del programa que ha generado mayor efecto positivo ha sido el no utilizar carreteras (modelo Offshore inland) para conectar el núcleo de la operación Camisea con sus componentes periféricos, usando  helicópteros o transporte fluvial, como alternativa para evitar los impactos directos e indirectos por la construcción de vías de transporte terrestre, además de enfocarse en la reforestación de todas aquellas áreas con prontitud en la fase de construcción con especies nativas. Asimismo, esta iniciativa desarrolla medidas de conservación de especies de fauna silvestre, lo que implica conservar las áreas de importancia para su alimentación, refugio, desplazamiento, migración y reproducción.

Pluspetrol instaló la primera línea de conducción de hidrocarburos para la operación Camisa en el año 2002, planteando una ingeniería de apertura para buscar las áreas donde fuese necesario usar un menor ancho del derecho de vía. Para la más reciente línea de conducción del 2019, se hizo una determinación de áreas biológicamente sensibles para evitar y minimizar los impactos; lo cual se logró al modificar el diseño original para evitar la afectación a dos de ellas.

Otro ejemplo importante es el permanente monitoreo biológico y ambiental de los componentes de la operación Camisea, a través del Programa de Monitoreo de Biodiversidad (PMB), y por las comunidades nativas por medio del Programa Ambiental Comunitario del Bajo Urubamba (PMAC-BU) impulsado por Pluspetrol.

En 2017, un análisis sobre los impactos residuales de la operación Camisea en el Bajo Urubamba concluyó que el impacto a los hábitats era relativamente bajo, y la calidad del hábitat se considera “buena” a nivel de tolerancia o significancia para el paisaje. Otro estudio con imágenes satelitales determinó que, al 2019, de toda la perturbación ocasionada en el área de estudio del Bajo Urubamba (100% = población local, gobiernos locales y empresa privadas), sólo el 4.2% se relaciona con Camisea.

El programa Ductos Verdes implementado desde 2002 por Pluspetrol contribuye con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 13,14 y 15.