Soluciones de ‘techo digital’ mejoran la productividad, ahorro y seguridad en las empresas

Según Panduit: el 23% del consumo global de electricidad se da en edificios comerciales y el 60% de ese gasto es para los sistemas de iluminación. Además, el 40% de los gastos operativos de los edificios tienen que ver con mantener las luces encendidas.

La automatización de los edificios lleva algunas décadas en desarrollo en la región, por lo que hoy, es común ver que, en los lugares de trabajo, residencia, estudio o recreación confluyen una serie de tecnologías digitales, como sistemas de aire acondicionado, iluminación, energía, seguridad, sensores y sistemas de gestión de edificios o BMS (Building Managment Systems).

Según explica Juan Pablo Borray, gerente de desarrollo de negocios para Latinoamérica de Panduit, fabricante de soluciones de infraestructura eléctrica y de red, existen varias tecnologías que forman parte de la digitalización de edificios, pero el concepto que las agrupa es el de ‘techo digital’, que comprende las conexiones para las cámaras, iluminación inteligente y sensores (de humo, presencia, etc.), pues habitualmente esos equipos se ubican en la parte superior de las habitaciones y, muchos de ellos ya son alimentados directamente por el mismo cable de red, gracias a la tecnología Power Over Ethernet (PoE).

De la mano de dicho concepto, también viene desplegándose en el mercado, otra tendencia denominada ‘muro digital’, la cual está referida a sistemas de manejo de dispositivos que habitualmente se instalan en las paredes, como televisores, proyectores o monitores para señalización y sus respectivas conexiones. “Por ejemplo -precisa el ejecutivo- en un hotel o un centro de convenciones hay pantallas que indican la realización de un evento que se está llevando a cabo en una sala. Toda esa información que fluye hacia las pantallas, hoy corre sobre la red corporativa estándar bajo protocolo IP”.

Iluminación digital

Desde el punto de vista de infraestructura, el concepto de techo digital (o también llamado cielo digital), es una tendencia que converge de tres redes tradicionales en una sola: energía, sistemas de control y de medición. Así lo explica Victoria Díaz, gerente de cuentas de Panduit para Chile, precisando que, bajo ese sistema, la iluminación se realiza con tecnología LED, utilizando corriente continua (DC) y a través de la misma infraestructura.

“A través de la misma infraestructura de red que utilizamos para datos o voz podemos entregar iluminación. Como todo está en la misma red, se puede incorporar controladores y gestionar la iluminación desde, por ejemplo, un teléfono móvil”, explica Victoria Díaz.

La ejecutiva resalta que este sistema permite ahorrar en el consumo de energía, debido a la gran cantidad de sensores y controladores que facilitan un uso eficiente de la iluminación. Este punto resulta relevante para las empresas, ya que el gasto en iluminación no empleada en edificios, a nivel mundial, es muy grande.

Al tener en cuenta estos factores, se produce un 12% de reducción de precios por la iluminación LED, año contra año.

Otra ventaja de contar con un sistema de iluminación inteligente, es que se puede personalizar los espacios para una ocupación granular; además, también es posible incorporar la captación de luz solar e integrarla al sistema de iluminación.

Cabe señalar que la iluminación digital también tiene otros beneficios como la facilidad de instalación y la seguridad en la manipulación de los equipos, porque se trabaja con un voltaje muy bajo.

Cada vez hay más dispositivos sumándose a la red corporativa, por lo que resulta indispensable que las organizaciones cuenten con una solución robusta de infraestructura de comunicación como la que ofrece Panduit; de este modo, podrán evitar fallas en los múltiples sistemas conectados.

Un largo camino

Para llegar al concepto de ‘techo digital’ ha habido un camino de integración de sistemas bajo el protocolo IP. Según indica Victoria Díaz, el recorrido se inicia en el año 95, aproximadamente, con la implementación de las redes de datos. Poco a poco se fueron digitalizando otros sistemas y pasaron a formar parte de la misma red, como, por ejemplo, el sistema de telefonía.

Luego vendría el tema de video con cámaras IP a finales de los 2000 y posteriormente se sumaron los sistemas de BACnet (protocolo para la automatización de edificios), los sistemas de iluminación, de ventilación y una serie de sensores.

En cuanto a la evolución de PoE, inicialmente, en el año 2003, entregaba más o menos 13 watts, lo cual permitía alimentar dispositivos de bajo consumo, como access points. Ya en la versión actual (PoE ++) se puede entregar entre 70 y 90 watts, lo cual permite conectar una gama más amplia de dispositivos.

Panduit ofrece como resultado, entre sus clientes, un 20% de mejora en eficiencia energética cada año.