Asociación «PROAS» llevará víveres para olla común de A.H. de discapacitados «Cerro Cachito» en Ventanilla

El esfuerzo voluntario y el trabajo solidario permiten dar la mano a los más necesitados. Es así, que la Asociación Pro Asistencia Social (PROAS), hace posible llevar una ayuda humanitaria para más de 200 familias en situación de pobreza, del Asentamiento Humano Cerro Cachito, en el distrito de Ventanilla.

Es así, que este miércoles 06 de julio a partir de las 10 a.m., los voluntarios llevarán los donativos consistentes en bolsas de víveres, conteniendo productos de primera necesidad, verduras y frutas, que, debido a la escasez y alza de precios, se vuelve inalcanzable para preparar su olla común y alimentar sobre todo a los niños.

«Conocemos la realidad de estos pobladores, que, si antes contaban con bajos recursos económicos para mantener a sus familias, ahora la situación se agrava, pues la mayoría de familias dejaron de trabajar por la pandemia. Asimismo, por consecuencia, los niños perdieron peso y se volvieron más propensos a adquirir otras enfermedades, por eso nuevamente nos hacemos presente», dijo Teresa Altamirano, presidenta de PROAS.

Una luz de esperanza

En medio de esta dura realidad, del A.H, Cerro Cachito, donde viven a duras penas muchas personas con discapacidad y cuyos trabajos se han visto afectados con la llegada del Covid-19, afectando a los niños y personas de la tercera edad, existe la voluntad de salir adelante, pero también requieren una mano que como punto de apoyo.

La Asociación PROAS, nuevamente se hace presente para llevar una luz de esperanza, compartiendo víveres y alimentos nutritivos para la población vulnerable. La entrega más reciente se realizó para el Día de la Madre, entregando canastas con víveres de primera necesidad, corte de cabello y llevó una tarde de alegría a las señoras.

Cabe resaltar que la Asociación PROAS, desde hace 12 años, desde que fue creado por su fundador, el empresario y benefactor Félix Rosenberg G.han llevado ayuda a casi todo el país beneficiando a miles de personas de escasos recursos económicos. Recientemente, gracias al aporte de sus asociados, se pudo donar una casa prefabricada a una familia; uniformes y útiles a escolares del C.E. 20794 de Huarochirí, así como artículos de aseo y ropa de invierno para el Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (Fundación Canevaro).