Salud y Seguridad Ocupacional: ISO 45001, estándar dinámico y útil frente a la pandemia

Edmundo Lizarzaburu Bolaños,
profesor de la carrera de Administración y Finanzas
de la Universidad ESAN

El sistema de gestión de seguridad y salud ocupacional (SST), ISO 45001, es una nueva norma internacional que proporciona un marco para que una organización gestione riesgos y oportunidades, destinada a ayudarlas a diseñar sistemas para prevenir de forma proactiva tanto lesiones como enfermedades de los trabajadores, relacionadas con el trabajo. Todos sus requisitos están diseñados para integrarse en los procesos comerciales y de gestión de una compañía.

Se espera que el número de empresas adoptadas y certificadas con este sistema, crezca significativamente con la introducción de ISO 45001 (Campaila et al., 2019). Guiadas por los requisitos de la norma, las empresas emplearán el ciclo de Deming para crear una mejora continua del desempeño de SSO. El proceso comienza con liderazgo y compromiso, seguido de una programación que incluye análisis de contexto, planificación operativa, evaluación de riesgos y control.

En este caso, la planificación de los procesos de apoyo tiene en cuenta la comunicación y participación, la gestión de la documentación, los recursos competenciales y el conocimiento de los mismos.

De acuerdo a un estudio realizado por Purwanto et al. (2020), la implementación de un Sistema de Gestión Integrado, que incluye los estándares ISO 9001: 2015, ISO 14001: 2015, ISO 22000: 2018 e ISO 45001: 2018, influye escencialmente en el desempeño empresarial. Las áreas beneficiadas son: concienciación de los empleados, imagen de la empresa, calidad y seguridad de los productos, organización interna, comunicación, productividad, nuevos clientes y acceso a nuevos mercados, así como satisfacción del cliente. También se dice que esta implementación reduce el número de productos no conformes, en vista de que hay una preocupación por parte de la empresa en el entorno del colaborador.

Por último, el seguimiento, la auditoría y la revisión por la dirección forman los procesos de evaluación del desempeño. El control total de las obligaciones de cumplimiento hace que valga la pena implementar el sistema de gestión de la seguridad. Como los otros estándares de gestión mencionados anteriormente, se reporta una mejor imagen corporativa junto con una reducción significativa en los índices de lesiones y de los costos asociados.

En la actualidad la SSO se considera de suma importancia frente a la pandemia del COVID 19, sobre todo, de cara a una potencial tercera ola que podría presentarse, ayudando a asegurar mejores protocolos para no tener que regresar a un aislamiento más severo.