1190 Sports participó en el Summit Propiedad Intelectual 2024 en Miami
  • Juan Carlos Balassanian, presidente de 1190 Sports Perú, fue uno de los ponentes destacados en el evento.

1190 Sports, compañía internacional dedicada a la gestión y comercialización de derechos deportivos -de transmisión, imagen y distribución- continúa afianzando su apoyo a la lucha contra las conexiones ilegales a través de su participación en una nueva edición del Summit de Propiedad Intelectual organizado por Latin America Anti-Piracy and Intellectual Property (LAAPIP). El evento, que se realizó en la ciudad de Miami, Estados Unidos, congregó a importantes líderes y expertos de las más destacadas instituciones y compañías internacionales, comprometidas a dar fin a la piratería y proteger la propiedad intelectual en América Latina.

La piratería sigue siendo un desafío significativo en todo el mundo y en el ámbito deportivo en particular. Según datos del Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (Cet.La), la piratería digital, hasta 2020, generaba pérdidas potenciales de USD 733 millones anuales para los servicios OTT, es decir, plataformas que transmiten contenidos a través de internet. Cabe mencionar que Perú se encuentra en el “top 3”, junto a Ecuador y Colombia, de los mercados latinoamericanos con mayor penetración de conexiones ilegales, con un 47%.

Juan Carlos Balassanian, presidente de 1190 Sports Perú, fue uno de los ponentes destacados en el evento. Su participación, centrada en las plataformas digitales de contenido, hizo énfasis, entre otras cosas, en la relación directa que existe entre la piratería y la pérdida de puestos de trabajo en industrias clave, además de las futuras pérdidas de ingresos que este ilícito ocasiona a los Estados.

“La piratería no solo genera un impacto millonario contra los Estados, también destruye puestos de trabajo y oportunidades de crecimiento globalmente. En 2020, por ejemplo, GFK en España calculó un perjuicio de más de 682 MM de euros en ingresos, que se traduce en 130.000 puestos de trabajo directos e indirectos que se dejaron de crear. Si bien esto incluye diversas industrias, el fútbol es una en las la piratería registró un mayor crecimiento” comentó Balassanian.

Asimismo, Victor Roldán, VP of Legal Affairs de 1190 Sports, participó del panel Ligas y Federaciones, junto a autoridades de FIFA, CONMEBOL y LALIGA de España, donde se debatió sobre los desafíos actuales que debe afrontar la gestión de derechos deportivos en la región.

“Este Summit cobra especial relevancia dado que en Sudamérica, específicamente en Brasil, hace sólo unos días, se marcaron dos hitos en la lucha contra la piratería. Por primera vez en la historia de dicho país, se dictó una condena penal de cinco años por violaciones de derechos de autor y delitos contra las relaciones de consumo. Además, la ALIANZA, la asociación líder en Latinoamérica en la lucha contra la piratería de contenidos audiovisuales, obtuvo un nuevo fallo a su favor en un juicio contra «Flash IPTV», sitio que ofrecía 22 mil canales de TV, series y películas de manera ilegal”, detalló Roldán. Además, agregó: “por otro lado, en Perú, desde 2023 se viene desplegando junto a diferentes clubes y entidades nacionales e internacionales, una exitosa campaña de concientización para los hinchas peruanos sobre el perjuicio que genera el consumo de contenido pirata de eventos deportivos”.

En este sentido, el nuevo spot (“No seas un hincha bamba”) de la campaña “Que la piratería no le gane a tu club”, fue presentado en la fecha 9 de la Liga 1 Te Apuesto y contó con la participación de los jugadores Ángelo Campos y Jesús Castillo. La campaña busca generar conciencia en Perú, sobre la incidencia negativa que las conexiones ilegales le provocan a clubes, jugadores y marcas, reforzando la invitación a los peruanos a disfrutar del fútbol en plataformas oficiales, entre las cuales se encuentran DirecTV, Claro, Best Cable, Liga 1 Play, entre otras.

En relación al Summit, para los directivos el encuentro ha logrado cumplir exitosamente con los objetivos planteados gracias al compromiso colaborativo de los organismos de cada país y el de todos los participantes, en estrecha colaboración con la ALIANZA. Juntos, forjaron una hoja de ruta compartida que demuestra el compromiso colectivo en la lucha contra la piratería. Esta reunión estratégica contribuye y fortalece la capacidad y dinámicas de las distintas industrias que de manera conjunta abordan el desafío de proteger la propiedad intelectual.